El año 2020 será recordado para la eternidad debido a la crisis sanitaria derivada del COVID-19. Parece que lo peor ya ha pasado en cuanto a saturación de los hospitales, pero queda camino por delante. Así, en los próximos meses seguir recuperando a los afectados con trabajos de fisioterapia y rehabilitación con los pacientes.

Muchas personas perdieron la vida, pero es cierto que otros se recuperaron rápido al no afectarles tanto la enfermedad. También, hay un grupo de pacientes que han estado graves pero han conseguido salir adelante y tienen otro reto por delante. Dicho desafío no es otro que el de recuperar la movilidad total de su cuerpo tras días sin poder moverse.

Fisioterapia y rehabilitación con pacientes de COVID-19

Estos pacientes lo han pasado realmente mal pero por suerte han logrado salvar la vida. Así, se han convertido en uno de los cientos de miles que pueden decir que vencieron al Coronavirus. Ahora bien, es cierto que la gravedad de la enfermedad les ha dejado secuelas importantes. Más allá de la fiebre o la tos seca, los síntomas más comunes, ahora sufren problemas para moverse como lo hacían antes.

Toda esta afección pulmonar que sufrieron también repercutió en un debilitamiento general del sistema inmunitario. Así, se han visto con una enorme pérdida de la movilidad y es la hora de recuperar la musculatura perdida. Por tanto, se hace necesaria de profesionales que ayuden a recuperar esta movilidad con técnicas de fisioterapia y rehabilitación.

La fisioterapia juega un papel fundamental para recuperar esta movilidad, con ejercicios orientados hacia la mejora de esos movimientos corpóreos. Por tanto, dicha rama de la medicina es la mejor solución para los pacientes más afectados por el COVID-19.

Toda vez que hayan superado la enfermedad, pueden comenzar a realizar estos ejercicios para poder sentirse mejor con ellos mismos. Y todo esto debe ser llevado a cabo por profesionales y siguiendo unos parámetros acordes al estado general del paciente. Es decir, hay que ir poco a poco con ejercicios progresivos que mejoren y nunca perjudiquen el estado del enfermo.

Beneficios de la fisioterapia

Además, los beneficios de la fisioterapia son más que conocidos, pero ayudan más si cabe en una situación como esta. De hecho, aquí no solo importa que el paciente recupere la movilidad sino también las sensaciones en general. Incluso, esta rama de la medicina ayuda a que tengan una mayor motivación para seguir cada día con su recuperación.

Por ejemplo, una persona que haya pasado entre 2 y 4 semanas en la UCI ha perdido mucha musculatura. Por tanto, la fisioterapia es la solución perfecta para que los músculos vayan recuperando su forma y el paciente mejore. Así, estos ejercicios pueden ir destinados tanto a brazos como a piernas y llevar a una mejora general del organismo.

Además, con la fisioterapia también se gana en fortaleza mental, de ahí que sea una solución perfecta para estos casos. Con los ejercicios se van dejando atrás las inseguridades y se vuelve a la vida normal tal y como la conocíamos.

¿En qué consiste la fisioterapia respiratoria?

La fisioterapia respiratoria es una especialidad dedicada a la prevención, tratamiento y estabilización de las disfunciones o alteraciones respiratorias. También conocida como FTR, es una técnica que busca recuperar el ritmo normal de respiración y ventilación regional pulmonar. Igualmente, permite que se vaya recuperando esta función vital del organismo, la cual se ha visto afectada por el Coronavirus.

fisioterapia y rehabilitacion
La fisioterapia ayuda a los pacientes a recuperarse de sus secuelas y dolencias

Esta técnica suele usarse en pacientes que han pasado por dificultades respiratorias, siendo ideal para los pacientes COVID. Dicho método es bastante efectivo, pero no hay que olvidar que debe ser ejecutado por profesionales con conocimientos certificados. Además, debe llevarse a cabo en diferentes sesiones y también de forma progresiva para comprobar la evolución de los pacientes.

Hay que decir que de esta técnica pueden beneficiarse tanto bebés como niños, adultos o ancianos con problemas de respiración. Por tanto, es el mejor tratamiento para volver a recuperar la respiración normal después de haber pasado el COVID-19. Además, si bien es cierto que no sustituye al tratamiento médico, pero sí es un complemento perfecto, especialmente en estos casos.

Precauciones

Sin embargo, también hay que recordar que hay que tomar ciertas precauciones a la hora de llevar a cabo esta técnica. Por ejemplo, estas sesiones nunca deben realizarse en horas posteriores a la comida, ya que podría llevar a vómitos. También, hay que saber con qué fuerza ejercer la presión de la técnica para no dañar los pulmones del paciente.

En definitiva, tanto la fisioterapia muscular como la respiratoria y la rehabilitación son ideales para la recuperación de pacientes COVID. Eso sí, siempre y cuando se lleve a cabo por profesionales cualificados, con experiencia y que sigan estas pautas. Con ello se logrará que todas las personas afectadas por el Coronavirus puedan recuperar la vida que tenían antes.