La punción seca en fisioterapia es una técnica destinada a completar los positivos efectos de la fisioterapia. A continuación, se describen sus características principales así como sus ventajas entre otros aspectos.

Punción en seco, ¿en qué consiste?

Cada músculo tiene una serie de puntos gatillo que son los que provocan el dolor. La punción en seco consiste en usar una aguja de acupuntura sobre los mismos para calmar el dolor que produce la contracción muscular, la falta de riego sanguíneo y la imposibilidad de la regeneración celular. Los puntos gatillo se dividen en:

  • Activos. Son los más dolorosos y reaccionan mal ante la presión o la estimulación directa.
  • Latente. Solo genera dolor cuando se toca.
  • Central. Se denomina así por su ubicación al encontrarse en el centro de la fibra muscular alterada.
  • Clave. Es el eje del dolor y genera satélites que expanden la sensación a su alrededor. De desactivarse, también se consigue la supresión del dolor de los satélites.
  • Satélite. Se activa por la presencia de un punto clave, pero hay que delimitar muy bien cuál es para evitar un tratamiento erróneo.
  • Primario. Se denomina así al que se pone en marcha por la repetición continuada de un movimiento o por una sobrecarga muscular.

La aguja se utiliza casi como una extensión natural de los dedos del fisioterapeuta que permite al profesional entrar y salir de los músculos consiguiendo los efectos deseados. Es importante subrayar que se denomina punción seca porque no se inyecta ningún tipo de medicación a través de la aguja, ya que solo se buscan los objetivos ya descritos. Existen dos tipos principales de punción seca que se describen a continuación.

Superficial

La aguja apenas penetra un centímetro en la piel. Posteriormente, se procede al uso de estiramientos, sustancias anestésicas, contracciones musculares dirigidas y presión del área intervenida.

Profunda

La aguja llega directamente al punto gatillo y se mueve para lograr los efectos oportunos. Tras la intervención, se llevan a cabo las maniobras descritas en el apartado anterior.

puncion seca fisioterapia
Con la punción seca no se inyecta ningún tipo de medicación a través de la aguja

¿Cuáles son los beneficios de la punción seca en la fisioterapia?

El primero es el de la relajación inmediata de las fibras musculares. Igualmente, el dolor baja un 25 % su intensidad y la recuperación de los tejidos es más rápida. Se recomienda para el tratamiento de contracturas, lesiones crónicas, cervicalgias, lumbalgias, fatiga muscular, fibromialgia y distensiones musculares en general.

A las 48 horas de su aplicación, el paciente comienza a observar cómo se le calma el dolor gracias a la bajada de nivel de la acetilcolina, sustancia que se encarga de contraer el músculo para aliviar el dolor.

En combinación con las terapias manuales, y con la aplicación de un spray o de una crema de efecto frío, este tipo de punción es un complemento idóneo para ayudar al paciente a recuperar su calidad de vida en un tiempo récord.

Punción venosa, técnica llena de ventajas

La punción venosa en fisioterapia se lleva a cabo no para la extracción de sangre, sino para introducir la medicación necesaria directamente sobre el músculo o los tendones afectados. Por lo general, se usa también una ecografía para detectar cuál es la zona exacta donde debe inyectarse la sustancia elegida.

El uso de medicación intravenosa de forma continua provoca el deterioro progresivo de la elasticidad de las venas así como una pérdida sustancial de la efectividad de la sustancia inyectada en el torrente sanguíneo. La inyección selectiva y el uso de ultrasonidos se convierten en una combinación perfecta que ayuda a corregir la mayoría de las lesiones musculares en menos tiempo.

Su uso permite beneficiarse de los efectos de la medicación de manera inmediata. No es necesario añadir que esta técnica solo debe llevarla a cabo un fisioterapeuta profesional que ponga en práctica esta técnica con el cuidado necesario para aumentar el alcance de las lesiones a corregir.

Puede aplicarse en dolencias como el codo de tenista o golfista, lesiones provocadas por la repetición de movimientos, fibromialgia o síndrome de cansancio crónico.

¿Puede fallar la efectividad de este tratamiento?

Sí, pero siempre será la consecuencia de una mala praxis. En ocasiones, se estimula un punto clave satélite en lugar de uno clave o bien no se estimula exactamente el punto gatillo, sino una zona aledaña.

Influye también el no hacer un estudio correcto del historial del paciente e inyectarle sustancias que no tolera correctamente. Además, para que el tratamiento sea un éxito es imprescindible que el paciente realice ejercicios complementarios en su casa y que mueva el músculo de forma periódica. Esta concatenación de errores puede llevar a pensar que se trata de una técnica inútil cuando es todo lo contrario.

La punción seca fisioterapia ha conseguido efectos muy positivos en la mejora inmediata del estado de salud de los pacientes. Su aplicación por un profesional sanitario con la formación más adecuada es siempre sinónimo de eficacia y de recuperación progresiva de los músculos y tendones afectados.