La fisioterapia estética se ha convertido en una disciplina híbrida que permite conseguir grandes resultados tanto a nivel interno como externo. A continuación, te contamos en qué consiste y se repasan sus ventajas principales entre otros aspectos.

¿Qué es la fisioterapia estética?

Para que la conozcas mejor, podría definirse como una mezcla de medicina estética con fisioterapia. Es decir, se trata de la opción que ayuda a recuperar estéticamente una zona gracias a técnicas como los masajes o la electroestimulación, entre otras.

Así, el fisioterapeuta estético se encarga de dar los masajes necesarios para eliminar la celulitis. Y para recuperar la musculatura afectada por el parto o para recuperar la elasticidad perdida durante una cirugía.

Estos profesionales actúa siempre usando como guía las consideraciones del cirujano, de darse el caso, o de un médico que haya analizado el motivo por el que se produce esa anomalía en tu cuerpo.

Como disciplina está empezando a dar sus primeros pasos por lo que resultan imprescindibles la especialización y la aplicación de cada técnica de forma acertada. La combinación de elementos mecánicos y de terapias manuales te ofrece un gran resultado.

¿Qué tipo de tratamientos se puede llevar a cabo?

Son múltiples y todos destacan por ser de alta eficacia. Para que te sea más fácil identificarlos, consulta los siguientes apartados.

Drenaje linfático

Nada mejor que unas manos expertas para detectar dónde se encuentra el problema e incitar a tu cuerpo a que realice una función natural que se va perdiendo con el paso de los años.

Depresoterapia

Es el nombre técnico de los masajes que actúan directamente sobre las áreas con celulitis o adiposis. La estimulación manual y mecánica te permitirá desprender los adipocitos del tejido y favorecer su eliminación.

Corrección de cicatrices

Manualmente, es posible estimular la oxigenación de la piel. Gracias al uso de un producto específico te resultará más fácil conseguir que la piel mejore su aspecto, difuminando así la cicatriz correspondiente.

Electroestimulación

Músculos como el tríceps tienen tendencia a descolgarse por falta de ejercicio lo que provoca un efecto de «alas de murciélago». Igualmente, también el bíceps o el cuádriceps pueden perder su tono muscular por una lesión crónica. El uso de la electricidad para estimular estos músculos es siempre positivo para que consigas recuperar la elasticidad y la tersura perdidas.

Masaje tras una terapia estética

Los tratamientos de peeling son muy efectivos y consiguen eliminar la capa superficial de la piel con facilidad. El fisioterapeuta se encargaría de masajearte la zona afectada para aumentar el efecto del producto aplicado.

Si se trata de chocolate, aumentaría la hidratación de la piel. Si fuera un ingrediente con cafeína contribuiría a eliminar la grasa almacenada. Lo que confirma que la elección del ingrediente principal incide directamente en la consecución de los objetivos previstos.

Aromaterapia y reflexoterapia

Combinar los efectos de la reflexoterapia con el de diversos productos aromáticos es una opción idónea. El olor siempre contribuye a conseguir un efecto calmante muy recomendable convirtiendo cada sesión en una experiencia distinta a nivel sensorial.

Beneficios de la fisioterapia estética

Son múltiples y variados, pero podrían resumirse subrayando la importancia de los siguientes factores:

– No se trata de un tratamiento genérico sino de uno personalizado. Es decir, el profesional te aplicará el masaje o el tratamiento correspondiente dependiendo siempre de tus peculiaridades.

– Sus efectos no son solo estéticos. En el caso del drenaje linfático, también se consigue eliminar la molesta sensación de piernas cansadas. Incluso tonificar grupos musculares que pudieran presentar los primeros síntomas de atrofia debido a la falta de movimiento.

– Mejora el estado de salud en general. La técnica mejora la eliminación de líquidos, revitaliza la piel y tiene un efecto antiinflamatorio que merece la pena que pruebes en primera persona.

– Duplica los efectos de los productos usados para cada tratamiento. Este beneficio es digno de tener en cuenta, ya que podrás ver los resultados de cada tratamiento en mucho menos tiempo.

– Es una técnica que podría considerarse como el mejor complemento a tu dieta de adelgazamiento. El masaje continuado ayuda a conseguir que la piel se vaya amoldando a sus nuevas dimensiones y que los músculos no sean víctimas de la flacidez.

fisioterapia estetica
Terapia para mejorar tu aspecto de manera progresiva y natural sin esfuerzos

Otras consideraciones importantes

En no pocas ocasiones, es demasiado habitual comprobar cómo cualquier persona que aplica un tratamiento estético da un masaje para relajar la musculatura. O para conseguir que el artículo utilizado sea mejor absorbido por el cuerpo.

Esta práctica no tiene nada que ver con la fisioestética que debe ser puesta en práctica exclusivamente por profesionales que tengan los estudios de fisioterapia necesarios. Y, por supuesto, la experiencia requerida en estos casos.

Solo así conseguirás que la fisioterapia estética se convierta en esa terapia que necesitas para mejorar tu imagen sin esfuerzo. No dudes en probar esta alternativa en tu clínica de confianza para renovar tu aspecto de manera progresiva y natural.