El insomnio es una situación muy molesta que puede ocurrirte en cualquier momento. Por ello es conveniente que conozcas algunos consejos para dormir bien y lograr el descanso cada noche. Este trastorno no solo te hace pasar malas noches sino que afecta tu humor al día siguiente. Además, es causa de baja productividad laboral y hasta de accidentes.

Remedios para dormir

Entre los recursos que existen para lograr conciliar el sueño, algunos consejos para dormir son muy novedosos y otros ya nos los recomendaban nuestras abuelas. Pueden ayudarte a resolver tanto el insomnio conciliatorio, cuando no puedes dormir, como el reconciliatorio, cuando te despiertas en la madrugada. He aquí algunos remedios para el insomnio que con frecuencia son efectivos.

El ambiente

La habitación en la cual duermes debe ser cómoda y relajante. Las sábanas, las almohadas, las mantas y el colchón deben ser los adecuados para cada clima del año y resultar confortables. También debes regular la temperatura y evitar las luces o ruidos que puedan penetrar desde el exterior.

Es conveniente que en esa habitación no se haga nada más y es una manera de encontrar cómo relajarse para dormir. Habría que retirar de allí el televisor, el ordenador y otros equipos y el móvil debe estar apagado. Esto es para que el cerebro no asocie esta habitación con el trabajo sino que lo haga con el descanso.

Antes de dormir

Si buscas cómo dormir mejor, relajarte antes de la hora de ir a la cama es una manera de que asegures el sueño. Unas dos horas antes debes evitar mantener conversaciones difíciles, el alcohol y el tabaco. El café, el té y las gaseosas o bebidas energéticas contienen sustancias estimulantes que no te convienen para conciliar el sueño. Mirar una película inquietante o ver las noticias puede no ser una buena idea.

Para la cena, es conveniente consumir una nutrición adecuada con alimentos que contenga triptófano, como un vaso de leche tibia, huevos o plátanos. Este aminoácido induce la relajación y con ello el poder conciliar el sueño rápidamente.

Es conveniente tener un ritual antes de dormir que sea siempre el mismo y a la misma hora. Puede ser cualquier cosa, como leer media hora, preparar los documentos o la ropa que usarás el día siguiente, tomar una ducha o dar una caminata. Lo importante es que te enfoque en que es la hora de acostarse.

Acostarte solo cuando ya tienes sueño

Si a pesar de los rituales, los remedios para dormir y los ejercicios, sigues sin sueño, puedes hacer alguna cosa que no sea estresante hasta que llegue, pero fuera de la cama. Se puede leer, ver una película o escuchar música en una habitación distinta.

Si después de estar veinte minutos en la cama no logras dormir, levántate y haz lo que ya explicamos en otra habitación. Intentar forzar el sueño solo empeorará la situación.

Ejercicios para dormir

Otros consejos para dormir es realizar una serie de ejercicios intensos como trotar una hora realizado todos los días con luz diurna te ayudará a estar cansado a la hora de dormir. Pero no debes hacerlo justo antes de ir a la cama, pues te activará demasiado y luego te costará conciliar el sueño.

A la hora de acostarte, puedes practicar algún ejercicio de pilates para eliminar el estrés. Lo importante es que lo hagas con suavidad, concentrándote en la respiración y en el movimiento.

Manos arriba

En posición de pie o sentada, eleva los brazos inhalando hasta llevarlos por encima de la cabeza, con las palmas juntas y hacia afuera. Bájalos luego hasta los hombros mientras exhalas y repite el ejercicio diez veces.

Corazón abierto

Estando de pie con los pies algo separados, abre los brazos mientras inhalas para llevarlos a la altura de los hombros, con las palmas hacia delante. Acércalos lentamente a la línea media, exhalando, hasta juntar las palmas frente a tu cabeza. Puedes además lateralizarla tres o cuatro veces a cada lado para estirar los músculos del cuello. Repite unas seis veces todo el ciclo.

Tomar una infusión minutos antes de meterte en la cama te ayudará a relajarte

Fitoterapia

Algunas plantas pueden ayudar a conciliar el sueño sin los efectos secundarios de los somníferos, que pueden causar falta de concentración al día siguiente de usarlos. Deben tomarse en infusión, en una taza de agua caliente una hora antes de dormir.

La pasiflora es capaz de reducir la ansiedad y se usan las hojas secas. La tila tiene el mismo efecto pero usarás las flores secas. La valeriana te brinda los valepotriatos, por lo que funciona mejor como planta fresca. Para ello, debes remojar 25 gramos de raíz en tres tazas de agua fría durante diez horas y tomar una taza antes de dormir. Para obtener los efectos sedantes de la melisa, puedes tomar la infusión preparada con hojas verdes o frescas.

En nuestra clínica de fisioterapia y salud integral te proporcionaremos más consejos para dormir y que te ayudarán a pasar una noche de descanso reparador y a tener luego un día productivo y lleno de energía.